Manifiesto Por un tren inclusivo

El transporte público, como el resto de servicios públicos, tiene que ser accesible para las personas. Por ello, es importante que las administraciones implicadas velen porque las empresas concesionarias, tanto si son públicas como privadas, garanticen el acceso del conjunto de la ciudadanía a sus servicios. Las personas con movilidad reducida y las que tienen algún tipo de discapacidad tienen que poder utilizar autónomamente la red de transporte público del país. Con este objetivo, el colectivo Perquè no ens fotin el tren hace público este manifiesto por un tren inclusivo y reclama para la línea R3:

  • Que la megafonía funcione correctamente en todas las estaciones e informe con antelación suficiente de la llegada de los trenes, de la vía por la que pasarán y de si son largos o cortos. Esta información se tiene que oír tanto desde la propia estación como desde los andenes.
  •  Que todas las estaciones dispongan de teleindicadores o pantallas con la información de los trenes, la vía por la que pasarán y su longitud.
  • Que las estaciones dispongan siempre de carteleras con los horarios en papel y que estos estén actualizados.
  • Que las máquinas que validan los billetes sean accesibles mientras circulen trenes. En las estaciones en las que las salas de espera tiene un horario reducido se tendrían que instalar en el exterior.
  • Que se garantice la accesibilidad de todas las personas a la compra de billetes y, por lo tanto, que las máquinas expendedoras de billetes permitan el uso tanto de monedas como de tarjetas, incorporen todas las bonificaciones habituales y tengan apoyo iconográfico para aquellas personas que tienen dificultades de lectura y de voz para las personas con discapacidad visual.
  • Que los procedimientos, las rutinas y el acceso a todos los servicios estén pensados para todo el mundo. Esto significa que las máquinas expendedoras funcionen de acuerdo con los criterios expuestos en el punto anterior; que los trenes que circulan en una misma dirección pasen siempre por el mismo andén… y que, en caso de que no pueda ser así, se busquen las alternativas necesarias para que una persona con discapacidad pero con una cierta autonomía no vea condicionada esta autonomía por la infraestructura, las instalaciones o los procedimientos de la empresa
  • Que todas las estaciones dispongan de encaminamientos o guías para personas con discapacidad visual, siguiendo el modelo de la estación de Sants de Barcelona.
  • Que se vele por el buen funcionamiento de todos los ascensores para poder garantizar la accesibilidad de personas con silla de ruedas o cualquier problema de movilidad.
  • Que todos los convoyes incorporen siempre un vagón accesible con silla de ruedas o con cochecitos o maletas. También, que el espacio habilitado en este vagón disponga de un lavabo adaptado para personas con silla de ruedas o movilidad reducida. Y que estas reformas se hagan con la máxima celeridad.
  • Que se arreglen los andenes de las estaciones de Centelles y el Figaró para salvar sin peligro la distancia que hay entre el tren y el andén cuando los trenes son dobles y reducir el peligro de accidentes.
  • Que en los andenes se utilicen materiales antideslizantes para evitar accidentes.
  • Que se vele para que los trenes informen correctamente, a través de la megafonía interior de los vagones y de los teleindicadores, de las paradas que efectúan y que se priorice esta información por encima de la publicidad u otras advertencias que a menudo interfieren esta información.
  • Que se habilite o señalice un espacio específico para dejar las maletas, cochecitos y otros equipajes en los diferentes vagones.

En Centelles, a 4 de febrero de 2015

Us podeu descarregar el manifest en pdf al següent enllaç

Advertisements
Aquesta entrada ha esta publicada en Tren inclusiu. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.